Juegos

Zertz

 

El juego es una actitud frente a la vida. Algunos de nosotros nacemos con una predisposición lúdica, una facilidad para entrar en ese registro en el cual los desafíos se vuelven livianos y las variables están allí para que experimentemos con ellas, alegres y desenfadados. De chico, mi amor por los juegos de mesa creció parejo a mi amor por los juegos de computadora. Al crecer y madurar, nunca dejé de darle importancia a ese aspecto de la existencia, y el lugar que ocupa en la mía, lejos de menguar, se intensificó. Encontré lo lúdico en el teatro, en la pintura, en el piano y en el canto. Lo sigo encontrando donde otros no lo ven. Quizás todo tenga algo de lúdico, hasta las cosas que nos producen dolor. Jugar no siempre es entretenido, pero siempre enseña. 

Hace un tiempo comencé a diseñar juegos. Parece poco por lo mucho que aprendí, la cantidad de cosas que ocurrieron, y luego los frutos que este trabajo de amor generó. Mi primer diseño en juegos de mesa, Días de Radio, fue editado en Argentina luego de un proceso de creación, testeo, pulido y desarrollo que duró más de dos años. Es una experiencia que me ha cambiado de muchas maneras. Aqui les acerco la sección de Días de Radio para que puedan interiorizarse un poco con él, y quién sabe, ir a buscar una copia y salir a volar con las historias que el juego inspira. Un tiempo después edité mi segundo juego de mesa, Los Viajes del Capitán Foucault, luego de una campaña de financiamiento colectivo en Ideame en la que recaudamos el doble de lo que pedimos. Me genera una enorme satisfacción añadir la sección de Foucault a esta página. 

 

Días de Radio

Los Viajes del Capitán Foucault